jueves, 1 de mayo de 2008

ESTABLISHING SHOT - TRACKING DE EMPLAZAMIENTO


Es habitual que al principio de una escena, para orientar al espectador, el director muestre el entorno y el lugar en el que va a ocurrir la acción. Para ello, se suele emplear un Plano General (o varios) que se denomina Establishing Shot. De esta forma, nos podemos hacer una idea de como es el espacio en que nos encontramos y donde están situados los personajes. Ahora bien, en ocasiones algunos directores prefieren la opción de utilizar un Tracking Shot, en vez de un plano fijo. La cámara se va acercando al escenario donde se va a desarrollar la trama para “llevar” a los espectadores hasta el lugar. Como ejemplo, el principio de la película “Alarma en el expreso” (“The Lady Vanishes”, 1938) de Alfred Hitchcock.

video

Aunque se note que es una maqueta, Hitchcock nos deja claro que estamos en un pueblo de montaña y que la trama empieza en un pequeño hotel al lado de una estación de tren.

Dependiendo de la tensión de situación se puede usar un Tracking lento o uno muy rápido. Para contemplar Trackings de Emplazamiento muy suaves y elegantes basta con ver cualquier película de la saga de Star Wars. A George Lucas le gusta situar sus escenarios con un par de tomas exteriores acompañadas de un casi imperceptible movimiento de acercamiento de la cámara.

Un ejemplo de Tracking de Emplazamiento muy rápido se puede ver en Pasión Obsesiva (Fear, 1995) minuto 0:49:30. William Petersen tiene una hija adolescente que se ha liado con un chaval que es un auténtico macarra. La conducta violenta del chaval está asustando al padre, por lo que va a ver a su abogado para saber si puede tomar medidas legales para proteger a su hija. En solo 8 segundos el director James Foley mueve la cámara mostrando que estamos en lugar público lleno de oficinas, entra en un despacho y lleva la escala hasta un primer plano de cliente y abogado. No hay ninguna duda de que la conversación entre ambos está siendo muy caliente. Y es que el sufrido padre de familia está muy alterado, tanto como la velocidad de esa cámara encuadrando la escena.

En algunas ocasiones, los directores optan por no utilizar el Establishing Shot y prefieren empezar sus escenas con planos directos dentro de la acción; sobre todo si hay algún elemento concreto que es muy importante a nivel narrativo. Veamos, por ejemplo, como el director John Cromwell inicia una escena de la película Algiers (1938) con un Primer Plano. Un grupo de ladrones está inspeccionando unas joyas robadas. Al director le parece más interesante comenzar la escena mostrando una pequeña perla que está siendo el centro de atención de los delincuentes e ir abriendo el plano, progresivamente, hasta mostrar el lugar y todos los personajes.

video


Tal y como un Tracking nos puede servir para emplazar una escena en una localización, también puede hacer lo contrario. Un Tracking de alejamiento puede servir para dar a entender al público que la escena ha terminado y que, ahora, nos vamos a otro lugar.

Una curiosidad. En una escena de Máxima ansiedad (High Anxiety, 1977) Mel Brooks hace un chiste fácil haciendo que la cámara vaya desde el exterior de un edificio hasta unos ventanales, a través de los cuales se ve un comedor en el cual están varios personajes cenando. La cámara se acerca tanto que choca con el cristal del ventanal y lo rompe. No vamos a juzgar ahora la finura del humor del señor Brooks; es solo una curiosidad. Aunque viendo el famoso Tracking de Emplazamiento del restaurante “El Rancho” de Ciudadano Kane (Citizen Kane, 1941) hasta se puede pensar que el chiste de Mel Brooks no es tan exagerado.