miércoles, 16 de abril de 2008

MANTENIMIENTO Y CAMBIO DE ESCALA

El Mantenimiento y Cambio de Escala hace referencia a la variación del tipo de plano en función de la intensidad emocional del momento. Empecemos con un ejemplo muy sencillo de esta técnica sacado de Borderline (1950). Los dos protagonistas se han pasado una hora de película teniendo una relación bastante tensa. Finalmente, tras tantas asperezas, empiezan a “acercarse” emocionalmente.

video

Para reflejar el momento en el que la pareja empieza a acercarse emocionalmente el director William A. Seiter, hace un Cambio de Escala pasando del Plano General al Plano Medio.

Cuando la relación adquiere un tinte más pasional, el director pasa la escala a Primer Plano (en Shot-Reverse Shot). En resumen, el tipo de plano varía al mismo tiempo que lo hace la intensidad emocional en la relación de la pareja.

En el libro El cine según Hitchcock el maestro del suspense explicaba a Truffaut la importancia que tenía para él el Mantenimiento y Cambio de Escala en las escenas. Nadie mejor que el propio Hitch para explicarlo: “Cuando un personaje que estaba sentado, se levanta para andar por una habitación, procuro siempre evitar el cambio de ángulo o hacer retroceder la cámara. Comienzo siempre el movimiento en el primer plano, el mismo plano de que me servía cuando estaba sentado. En la mayoría de las películas, si se presenta a dos personajes discutiendo, tiene usted un primer plano de uno, primer plano de otro, primer plano de uno, primer plano del otro, y, de pronto, un plano general para permitir a uno de los personajes que se levante y se marche. Pienso que es una equivocación hacer eso... porque de esa manera se interrumpe la emoción, y estoy convencido de que eso es malo. Si un personaje se mueve y se quiere conservar la emoción sobre su cara, hay que hacer que el primer plano viaje”. Un buen ejemplo de como Hitchcock seguía esta técnica a rajatabla se puede ver en la famosa escena del beso en Encadenados (Notorious, 1945). Cary Grant e Ingrid Bergman se besan en la terraza de un apartamento. Hitchcock avanza hasta un Primer Plano y lo mantiene constante durante dos minutos y medio. La cámara viaja por todo el apartamento siguiendo los movimientos de la pareja. La emoción permanece constante en todo momento, ningún Plano Medio o General la rompe por mucho que la pareja recorra todo el lugar.

Tan importante como mantener la escala, es cambiarla si el momento emocional lo pide. En la misma terraza que antes empezó el largo beso de la pareja, Hitchcock nos da, momentos después, una lección sobre cinematografía. En Plano Medio, Devlin (Cary Grant) le propone a Alicia (Ingrid Bergman) que haga de espía y enamore a un nazi; y lo hace con una frialdad muy profesional. Pero la verdad es que esto va a destrozar la relación amorosa que había comenzado entre los dos. Alicia le pregunta si él quiere que haga el trabajo. Devlin se hace el duro y responde que es ella la que debe decidir. Desesperada, Alicia le implora que le diga que la quiere y que le impida hacerlo. En este momento Hitchcock cambia la escala y la coloca a ella en un Primer Plano que demanda una respuesta emocional por parte de él. Devlin, afectado por la petición, responde también en Primer Plano pero, con tal frialdad, que devuelve la relación al Plano Medio. Ella, decepcionada, se aleja de él y se bebe una copa tras la cortina, dándonos a entender que va a volver a ser la alcohólica aislada que era antes de conocerle. La relación solo puede terminar como lo hace: con los dos separados en cada extremo de la puerta, la mesa en la que iban a cenar vacía, y la botella de champán, que Devlin traía, perdida. Para un análisis, plano a plano, de toda la película Notorious consultar el libro Film Directing Fundamentals de Nicholas Proferes.

En Marnie la ladrona (Marnie, 1964) Hitchcock nos ofrece otro buen ejemplo de la utilidad que puede tener el Cambio de Escala. En su despacho, Sean Connery le manda pasar a máquina a su secretaria, Tippi Hedren, un artículo sobre zoología. Él ha descubierto que ella es un ladrona. La conversación acerca de los depredadores en el mundo animal va adquiriendo, poco a poco, un cariz más personal y agresivo. Hichcock sube la Escala, de forma progresiva, desde el Plano Medio hasta un Primer Plano. Cada nuevo comentario de Connery supone un pequeño avance en la posición de la cámara. De esta forma, los espectadores podemos ver como ella se va sintiendo cada vez más agredida por las insinuaciones y los ataques de él.

Otro ejemplo muy interesante de como utilizar el Cambio de Escala para describir mediante la imagen el cambio en las relaciones de los personajes lo tenemos en Cortina rasgada (Torn Curtain, 1966). Esta película de Hitchcock está ambientada en los momentos más álgidos de la guerra fría entre Estados Unidos y la URSS comunista. Paul Newman es un científico norteamericano que investiga el desarrollo de misiles defensivos. Julie Andrews hace el papel de una ayudante del científico, que además es su novia. Durante la primera parte de la película Hitchcock muestra a la pareja en Primeros y Primerísimos Planos. De esta forma, queda muy claro que los dos están enamorados y que su relación goza de buena salud. Pero ocurre que la curiosidad de ella la lleva a descubrir que su novio ha decidido traicionar a su país y ayudar a los soviéticos a construir armas. El primer encuentro de la pareja, tras la revelación, ocurre entero en un enorme Plano General, y con los dos, acabando de espaldas, en cada esquina de una habitación. No hace falta oír lo que están diciendo para entender lo que le ha pasado a su relación, Hitchcock nos lo deja muy claro mediante ese frío Plano General y la colocación física de los actores en la escena.

En Con la muerte en los talones (North by Northwest, 1959) Hitchcok nos ofrece un interesante Cambio de Escala en la reconciliación en el bosque de Cary Grant y Eva Marie Saint. La escena comienza con un gran Plano General y los dos personajes en cada extremo de la pantalla. Decenas de árboles se interponen entre ambos. Poco a poco, se van acercando el uno al otro. El Plano General se sustituye por Planos Medios y acaba en Primeros y Primerísimos Planos de la pareja cuando, finalmente, acaban haciendo las paces. Mediante el Cambio de Escala Hitchcock refleja en el espacio escénico la reducción progresiva de la distancia emocional que separaba a la pareja en el principio de la escena. Démonos cuenta de que el Cambio de Escala se puede hacer tanto con cortes limpios de plano como haciendo Trackings en planos fijos. Un ejemplo del segundo caso se puede ver en Hellboy, 2004 (minuto 01:30:30). Guillermo del Toro convierte los Planos Medios de dos personas hablando en casi Primeros Planos haciendo pequeños Trackings de cámara. Todo ello para simbolizar el acercamiento emocional entre dos personajes que, hasta ese momento de la película, se habían llevado muy mal.

Solo ante el peligro (High Noon, 1952) minuto 00:54:52. El director Fred Zinnemann da una lección del empleo del Cambio de Escala para remarcar como una situación está afectando a un personaje. El ayudante del sheriff le ha dejado solo ante unos matones que vienen al pueblo en busca de venganza. En el bar del pueblo el camarero le dice al ayudante que es un “tío listo” al haber evitado meterse en el tiroteo. Todos los que están en el local sonríen maliciosamente. El ayudante, sentado en una silla, herido por las insinuaciones acerca de que es un cobarde, bebe whisky nerviosamente. Su mesa está situada al lado una ventana que da a la calle. El ayudante mira por la ventana y ve como el sheriff se acerca a lo lejos. Fred Zinnemann muestra al ayudante en un Plano Medio mientras mira. Al sheriff (Gary Cooper) lo rueda en Plano Contrapicado para dar una sensación de grandeza al personaje. La siguiente imagen del ayudante es un Primer Plano que muestra como le está afectando la visión del sheriff andando, valientemente por la calle. A continuación Zinnemann pasa a un Primerísimo Plano del ayudante, sudando con la cara desencajada, que deja claro que está totalmente tocado y se está sintiendo un absoluto cobarde. Además, Gary Cooper se limpia el sudor de la frente porque hace calor, mientras que el ayudante está sudando como un descosido pero, evidentemente, no por la temperatura. Ni una sola palabra y el director ha mostrado al público, con ese Cambio de Escala, y con el detalle del sudor, como la visión del valiente sheriff le está haciendo sentirse al ayudante cada vez más miserable y más cobarde.